Catecismo

TEMA 2º

CREO, CREEMOS

EL HOMBRE ES CAPAZ DE DIOS

(N. 26-43. Resúmenes n. 44-49)

Antes de exponer la fe de la Iglesia y la Revelación de Dios hay que caer en la cuenta de que el hombre, todo hombre busca a Dios, aún inconscientemente, y es capaz de conocer la existencia de ese Dios.

Se estudia en cuatro puntos:

1.- El deseo de Dios

2.-Las vías de acceso al conocimiento de Dios

3.-El conocimiento de Dios según la Iglesia

4.- ¿Cómo hablar de Dios?

El deseo de Dios:

"El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre, porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios; y Dios no cesa de atraer al hombre hacia sí, y sólo en Dios encontrará el hombre la verdad y .la dicha que no cesa de buscar".

- El hombre busca naturalmente la felicidad y al no encontrarla en este mundo la busca en un ser superior. Los que a tientas buscaron a Dios le hallaron.

- Puede existir un rechazo de Dios motivado por la rebelión ante el mal en el mundo, por el mal ejemplo de los creyentes o por miedo del juicio divino ante los pecados.

- En el fondo existe un deseo de algo más que lo que vemos y palpamos.

Las vías de acceso al conocimiento de Dios:

El hombre descubre ciertas vías o argumentos convincentes de que Dios existe. Estas vías parten del mundo material y de la persona humana para concluir que Dios debe existir. El mundo y el hombre no tienen su origen y su fin en sí mismos. Las pruebas de la existencia de Dios disponen a la fe y ayudan a ver que la fe no se opone a la razón humana.

a) El mundo: "A partir del movimiento y del devenir, de la contingencia, del orden y de la belleza se puede conocer a Dios como origen y fin". (Rom 1, 19-20). Dios nos habla a través de su obra, del mundo.

b) El hombre: "Con su apertura a la verdad y a la belleza, con su sentido del bien moral, con su libertad y la voz de la conciencia, con su aspiración al infinito y a la dicha, el hombre se interroga sobre 'la existencia de Dios". El ansia de felicidad y de eternidad tienen su origen en Dios y no se explican sin la existencia de Dios.

El  conocimiento de Dios según la Iglesia:

El hombre por ser creado a imagen de Dios puede conocer a Dios, principio y fin de todas las cosas, mediante la luz natural de la razón humana a partir de las cosas creadas.

En las condiciones históricas en que se encuentra el hombre, experimenta muchas dificultades para el conocimiento de Dios por eso necesita ser iluminado por la revelación para conocer a Dios sin dificultad, con certeza firme y sin mezcla de error.

¿Cómo hablar de Dios?

Podemos hablar de Dios aunque de modo limitado, porque nuestro lenguaje lo es también.

Ya que todas las criaturas reflejan la perfección infinita de Dios podemos nombrar a Dios a partir de las perfecciones de sus criaturas: Bondad, Belleza, Amor, Unidad...

RESUMEN:

1.- El hombre es por naturaleza y por vocación un ser religioso.

2.- El hombre está hecho para vivir en comunión con Dios, en quien encuentra su dicha.

3.- El hombre escuchando el mensaje de las criaturas y la voz de su conciencia puede alcanzar certeza de la existencia de Dios, causa y fin de todo.

4.- Aunque nuestro lenguaje no agote el misterio de Dios podemos nombrarle partiendo de las múltiples perfecciones de las criaturas.

Catecismo