Patrimonio

HISTORIA DEL PATRIMONIO




IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN
0 

Ilustración 1. Vista general del pueblo de Cantillana (hacia 1930).

   La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, está situada en el extremo sur del pueblo, sobre un pequeño promontorio junto al antiguo cauce del Guadalquivir, dominando la Vega que se extiende a sus pies.

   Las obras se iniciaron en 1555 por Juan Pérez Caravallo, tras una paralización se reanudan en 1619 por el arquitecto protobarroco Diego López Bueno1. El edificio de planta basilical, consta de tres naves. La central está cubierta por un artesonado de mediados del siglo XVI y los laterales por vigas de madera a un agua. Las naves están separadas por tres arcos de medio punto. El crucero está coronado por una artística bóveda con un herraje de tipo flamenco, con notable diseño curvilíneo que enmarca los escudos de los Condes de Cantillana2, en el ábside se eleva majestuosa y robusta una torre, obra del arquitecto Diego Antonio Díaz.

   En 1786 siendo cardenal de Sevilla Don Francisco de Solís se llevaron a cabo importantes obras de restauración y decoración neoclásica en las molduras3.

   A principios del s. XX, la iglesia poseía un rico e interesante patrimonio artístico acumulado durante cuatro siglos, constituido por:

Presbiterio:

Retablo Mayor

0 0 

Ilustraciones 2 y 3. Primitivo retablo obra de Simón de Pineda 1687.

   El primitivo retablo de esta iglesia lo contrató Bernardo Simón de Pineda en Enero de 1687.

   La obra fue financiada por el propio pueblo ante la falta de fondos necesarios que padecía la citada parroquia, levantándolo conforme se iban recibiendo los donativos populares.

   Se estructuraba mediante cuatro columnas salomónicas de orden gigante adornadas con pámpanos y hojas de vides centrado por una hornacina que albergaba la escultura de Nuestra Señora de la Asunción. En el ático se disponía de un relieve central trilobulado, que representa la Asunción de la Virgen. Flanqueando este relieve se disponían dos columnas salomónicas de seis espiras, adornadas con rosas. Seis nichos, cuatro en el primer cuerpo y dos en el ático remataban el conjunto, en ellos se integraban las imágenes de San Benito, San Justo y Pastor, Santa Ana y San Roque.

   Sin embargo quedó sin dorar hasta 1790 que se contrata a Diego Rodríguez para que proceda a su finalización4.

 
0 
Ilustración 4. Nuestra Señora de la Asunción (hacia 1930-40)

Nave del Evangelio5:

Retablo del Sagrario

   Obra barroca, del siglo XVIII, el centro estaba ocupado por las imágenes de la Virgen de Aguas Santas y Santa Bárbara. En el ático figuraba un alto relieve donde se contaba la aparición de la Virgen de Aguas Santas6. En las repisas laterales se ubicaban las imágenes de San Joaquín y Santa Ana.7

Retablo de San Juan Nepomuceno

   Retablo neoclásico, dedicado a San Juan Nepomuceno, donde también se veneraba una imagen del Niño Jesús.

Retablo de la Purísima Concepción.

   Retablo neoclásico, se ubicaba una Inmaculada del s. XVIII. En el ático se ubicaba una imagen de Jesús Crucificado.

0 
Ilustración 5. Purísima Concepción.

Retablos de Santa Lucía y del Señor de la Tribuna.

   La imagen de este último era de gran devoción en la villa.

Retablo de San Felipe.

   Obra muy interesante del s. XVII, contenía varias pinturas que historiaban el martirio del Santo y la escultura del titular.

Retablo de Nuestra Señora de la Granada.

   Retablo neoclásico, donde recibía culto una bella imagen de la Virgen, tallada en el segundo cuarto del siglo XVI.

000 
Ilustraciones 6,7 y 8. Nuestra Señora de la Granada (imagen de 1930).

Nave del Evangelio8:

Retablo de San Pedro.

   Curioso retablo de la arquitectura barroca de la segunda mitad del siglo XVIII. Donde además de la imagen del titular San Pedro, figuraban en él las de Jesús Crucificado, San Nicolás de Bari y San Luís.

Retablo de San José.

   Retablo barroco de la segunda mitad del siglo XVIII, contenía una devota imagen de San José y un relieve con la figura de San Juan de la Mata.

Retablo de la Divina Pastora.

  Neoclásico, donde se ubicaba la imagen de esta advocación.

0 
Ilustración 9. Divina Pastora (hacia 1930-40).

Retablo del Señor de la Humildad.

   Se veneraba una devota imagen de Jesús, en actitud de aguardar el momento de la crucifixión y otra escultura de un Crucificado en el cuerpo superior.

   Por último, se encontraban los retablos de Nuestra Señora del Rosario y las Ánimas. En este último, además del lienzo que daba nombre al retablo, figuraban las imágenes de Jesús resucitado y la Dolorosa.

Nave Central9:

   Existían cuatro retablos modernos, dos dedicados a Nuestra Señora del Carmen y San Antonio de Padua, adosados al arco toral del presbiterio y otros dos donde eran venerados el Sagrado Corazón de Jesús y María Auxiliadora a los pies de la iglesia.

0 
Ilustración 10. Nuestra Señora del Carmen

   En la contienda de 1936, entre el 25 y 29 de julio, se produjo la destrucción de retablos, imágenes, ornamentos y orfebrería, de algunos edificios religiosos del pueblo10.

0 0 
Ilustración 11 y 12. Interior de la Parroquia el 29/ 08/1936.

   De todo lo descrito anteriormente, las obras que se salvaron del saqueo pertenecientes a la iglesia parroquial fueron: una talla de a Virgen de Aguas Santas11, una escultura de Jesús Crucificado, una imagen de la Asunción y otra que representa a la Pastora.

   Del retablo mayor pudieron recuperarse algunos elementos arquitectónicos y el relieve del ático12.

0 0 0 0
Ilustraciones 13, 14, 15 y 16. Estado de conservación en que se encontró la imagen de la Virgen de Aguas Santas y su proceso de reconstrucción.

   Se llamó, incluso a un grupo de buceadores para rescatar las piezas arrojadas a las aguas del Guadalquivir13, hallándose algunas de ellas en Alcalá del Río y en la vegueta del Viar.

0 
Ilustración 17. Cristo de la Misericordia, hallado río abajo por unos campesinos.

   Gran parte de los ornamentos de la parroquia y Hermandad Sacramental fueron quemados y arrojados al río; destacaban un Simpecado bordado en oro, un palio de tisú bordado en oro y pedrería y un palio de terciopelo negro.

   La mayoría de los objetos de orfebrería perdidos pertenecían a la Hermandad Sacramental: una custodia, el Sagrario para la exposición el Jueves Santo; un Ostensorio, dos lámparas de plata, el guión Sacramental; cuatro candelabros de plata, una naveta, una crismera, un Manifestador…

   Entre las piezas propiedad de la parroquia que fueron salvadas14, sobresalen: Una Cruz parroquial de plata repujada y cincelada de fines del siglo XVIII, tres Ostensorios de los siglos XVII/ XVIII y XIX, una jarra de plata para el lavatorio del Jueves Santo, vinajeras, bandeja de plata dorada, dos copones y un cáliz de plata dorada y repujada del s. XVIII, una bandeja de plata repujada y calada del siglo XVII, otra de plata repujada del s.XVIII, un crucifijo de altar, de plata repujada, s. XVIII, un acetre e hisopo de plata repujada s. XVIII, cuatro copones y diez cálices de plata, un portapaz de plata repujada del s. XVIII…15

0 
Ilustración 18. Bandeja de plata calada y repujada del s. XVII.
0 
Ilustración 19. Cáliz y copón de plata dorada y repujada, estilo rococó s.XVIII (imagen tomada el 18/ 02/1940).

   Tras los sucesos descritos, el pueblo reúne los recursos posibles, para rehabilitar la iglesia, entre los objetos de Cantillana que se recuperaron del saqueo y otros cedidos por distintas iglesias de Carmona.

   En Cantillana existían en esta época cinco templos religiosos:

· La Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. (Antes descrita)

· Iglesia de la Misericordia.

   Edificio del siglo XV de una sola nave (originariamente), posteriormente se le adicionó otra en el lado de la epístola. Las cubiertas son de madera. La portada de ladrillo visto agramilado, rosetón decorado con azulejos y espadaña16. No sufrió daños durante la guerra civil.

0 
Ilustración 20. Iglesia de la Misericordia

· Ermita de San Bartolomé.

   Iglesia del siglo XV de planta basilical, dividida en tres naves separadas por columnas que apean arcos apuntados. Las cubiertas son de madera, consistente en artesonado central y de colgadizo en los laterales17.

0 
Ilustración 21. Fachada de la Ermita de San Bartolomé.
0 
Ilustración 22. Aspecto interno de la Ermita de San Bartolomé, tras lo sucesos acaecidos durante la Guerra civil (imagen tomada el 29/ 08/1936).
0  0
Ilustraciones 23 y 24. Rehabilitación de la Ermita de San Bartolomé, imagen tomada el 30/12/1939.

   En los mismos días indicados anteriormente, también fue saqueada esta ermita, destrozando e incendiando cuanto había en ella; dedicándose a almacén de cereales.

   Desapareció el retablo mayor que contenía en una hornacina la imagen del Santo Titular, del que se conserva el busto y una mano, que nos permiten clasificarla como obra montañesina del primer cuarto del s.XVII18.

0 0 0
Ilustración 25, 26 y 27. Estado de conservación en que se encontró la imagen de San Bartolomé.
0 
Ilustración 28. Estado actual de la Imagen de San Bartolomé, se reconstruyó realizando un cuerpo nuevo donde se insertaron busto y mano.

· Ermita de Nuestra Señora de la Soledad. Cantillana21.

   Edificio del siglo XVIII situado al norte de la ciudad. Presenta portada a los pies, adintelada y flanqueada por pilastras que sostienen un frontón partido con pináculo. En la parte superior espadaña decorada con azulejería19.

   En ella se venera a la Patrona del pueblo, Nuestra Señora de la Soledad. Esta ermita fue respetada, durante la guerra, y tampoco se sustrajo nada de ella para la rehabilitación de la parroquia22.

0 
Ilustración 29. Ermita de Nuestra Señora de la Soledad
0 
Ilustración 30. Interior de la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad.

· Convento Franciscano. Cantillana.

   En 1595, en el término de Villaverde del Río, junto a la ermita de Ntra. Sra. de Aguas Santas, se fundó una residencia convento de la orden franciscana con el fin de dar culto a tan bendita imagen.

   Pero en 1602 por la conveniencia de la orden solicitaron del Conde de Cantillana la fundación de otro convento en su señorío, el Conde accedió erigiéndose el convento en 160823.

   Actualmente en ruinas y muy desfiguradas se aprecian las partes del convento. El salón que sirvió de iglesia, debió ser dependencia del convento, quizás su refectorio20.

   En 1936 el convento de San Francisco de Cantillana se encontraba en desuso, todas sus pertenencias: retablos, imágenes… Se trasladaron a la iglesia para ayudar en su rehabilitación24.

   Destacamos el retablo mayor, que fue cedido a la hermandad de la Divina Pastora. Sufrió grandes modificaciones para poder ser adaptado a su actual ubicación en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción.

0 
Ilustración 31. Placa ubicada en el lateral derecho del Altar de la Divina Pastora donde puede leerse: “Este camarín dedicado a perpetuar el culto que desde antiguo se tributa a la Divina Pastora en esta Parroquia fue construido con autorización de su hermano mayor perpetuo, el Excm. Sr. Arzobispo D. Marcelo Spinola y costeado por su mayordoma Doña M. del Patrocinio Morillas, en el año 1901. Para sustituir el antiguo retablo, fue concedido a la hermandad el del convento de San Francisco de esta localidad que, restaurado y ampliado por la misma, fue bendecido el 26 de julio de 1955 por el Exctmo. Sr. D. José Sebastián y Bandaran.”
0 0
Ilustraciones 32 y 33. A la izquierda el Retablo de Mayor del Convento de San Francisco de Cantillana el 18/02/1940 y a la derecha el retablo de la Divina Pastora el 14/07/2006.
0 0 0 0
Ilustraciones 34, 35, 36 y 37. Retablos procedentes del Convento de San Francisco, que fueron trasladados a la Parroquia para su rehabilitación.

   Carmona. Sería otro de los lugares, de donde se trajeron numerosas piezas25 procedentes de:

· Convento de Santa Ana, Carmona.

   El retablo mayor que poseía, era un conjunto, salomónico, del último tercio del siglo XVII, obra de Juan de Gatica26.

   Don Jerónimo Ramos Feria (Párroco de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción) y Don José Arias Olavarrieta (Doctor en Ciencias y natural de Cantillana); en el deseo de que este gran templo se arreglara lo más decorosamente posible, piden se les conceda el retablo mayor de la Iglesia del Santo Domingo del Convento de Santa Ana de Carmona para situarlo en le prebisterio de la parroquia de Cantillana, ya que sus características, dimensiones y forma se adaptan a ese espacio.

   Esta petición fue denegada, por el Cardenal Don Eustaquio Ilundáin, al tratarse de un retablo mayor que no estaba execrado canónicamente, aunque si les autoriza a elegir entre los retablos ubicados en las naves laterales.

   Tras la muerte de este cardenal, acaecida en agosto de 1937; tomó la posesión de la sede vacante, el también cardenal, Don Pedro Segura y Sáenz; quien ante la insistencia de una nueva petición, concedió en ese mismo año el permiso para desmontar, trasladar, colocar y restaurar el retablo mayor de la Iglesia de Santo Domingo del Carmona a la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Cantillana. 27.

0 
Ilustración 38. Autorización y licencia para que el Retablo del Altar mayor de la Iglesia de Santo Domingo de la ciudad de Carmona, sea desmontado, colocado y trasladado a la Iglesia parroquial de Cantillana (...).
0 
Ilustración 39. Placa ubicada en el lateral izquierdo del Retablo Mayor de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción; donde puede leerse: "El retablo mayor de esta Parroquia (...) concedido a la misma por el Emmo. Sr. Cardenal Segura el de la Iglesia de Santo Domingo de Carmona fue colocado a costa de la hermandad de la Asunción aprovechando de antiguo el centro y parte superior fue bendecido el 10 de abril de 1938 siendo párroco D. Jerónimo Ramos Feria y Mayordoma Da. Concepción Arias Rivas sea todo a gloria de dios y de la Stma Virgen en el misterio de su Asunción a los cielos.”

 

 

   Los trabajos se iniciaron el 13 de Diciembre y estuvieron concluidos para la siguiente primavera, pues el 10 de abril de 1938 se bendijo la obra.

   Había que adaptarlo al testero del templo cantillanero. Pero fue siempre voluntad del pueblo que el resultado final se asemejase lo más posible al destruido en dicha parroquia el 26 de julio de 193628.

   Se recompuso todo el cuerpo superior del antiguo, y se realizó la hornacina central como elemento nuevo.

   En conclusión establecemos que el retablo actual está formado a partir:

   - De elementos originales salvados en la guerra civil.

   - Retablo de Santa Ana, obra de Juan de Gatica, Carmona.

   - Imágenes traídas de la iglesia del Divino Salvador, Carmona.

   - Nuevas estructuras arquitectónicas, para adaptar el retablo al espacio.

   De esta iglesia también proceden: el órgano, la pila bautismal, imágenes…

0 0
Ilustraciones 40 y 41. Primitivo Retablo, obra de Simón de Pineda. Cantillana (izquierda) y Retablo Mayor de la Iglesia de Santo Domingo. Carmona (derecha).
0 0
Ilustraciones 42 y 43. Retablo Mayor recién bendecido, imagen tomada el 11/06/1938 (izquierda) y Retablo Mayor en la actualidad el 8/04/2006.

· Iglesia del Divino Salvador, Carmona.

   El retablo de Carmona solo poseía cuatro repisas para imágenes y el de Cantillana tenía seis, por tanto además de las cuatro imágenes de Santos dominicos provenientes del convento de Santa Ana, hacían falta dos más. La iglesia del Divino Salvador, cedió las esculturas de Santa Ana y San Joaquín29 que se ubicaban en el retablo del presbiterio de esta parroquia; con estas adquisiciones el retablo de Cantillana quedaba completo.

0 0
Ilustración 44. Santa Ana. Ilustración 45. San Joaquín.

   El actual retablo del Sagrario de Cantillana también proviene de esta antigua Colegiata perteneciente a la Compañía de Jesús30.

0 
Ilustración 46. Retablo del Sagrario.

   Debemos tener en cuenta los aspectos sociales y económicos de la posguerra, la pobreza y hambrunas del momento.

   El Arzobispsdo de Sevilla, se dedicó a ceder retablos e imágenes de la iglesias abandonadas para las parroquias que habían perdido todo su inmobiliario en la guerra; ya que no poseía los medios necesarios para mantener el patrimonio.

   Así encontramos casos en Carmona, como el de Don Juan Coronil Gómez (párroco de Santa María) y Don José Guzmán Espejo (párroco de San Bartolomé), que ante la necesidad de esos tiempos; vendieron gran parte de los bienes den las iglesias subordinadas a su mando; con el dinero recaudado daba de comer a las gentes31.

  En estas páginas se ha intentado plasmar el nacimiento, vida, muerte y resurrección de una Parroquia ubicada junto a las aguas del Guadalquivir, que tantos avatares ha visto discurrir.

   Resulta escalofriante conocer, cómo una herencia artística conservada durante cuatrocientos años, fuera convertida en cenizas en cuatro días:

   “Lo que yo quisiera es que la generación que nos sucede no se encuentre nunca delante de este terrible problema. Sentirse españoles en los huesos y en la sangre; esta España yo no la quiero, queremos otra mejor (...) Señores diputados, (...) que con nuestra obra, la nuestra de hoy, la de otros mañana, contribuyéramos lo suficiente para que se desarraigara de entre nosotros la apelación cotidiana a la violencia.”

(Manuel Azaña. Discurso a las Cortes 15 de abril de 1936)32

BIBLIOGRAFIA

ARIAS SOLÍS, Florencio. Cantillana. Sevilla. Ayuntamiento de Cantillana.1999.

CALDERÓN BERROCAL, Carmen y otros. Cantillana. Cuadernos de Historia Local. Nº3. Sevilla. Editorial Aquiles y Cia.1997.

Cantillana. Borrador de inventario 1851. Archivo General del Arzobispado de Sevilla. Sección IV (Administración general) - Serie inventarios, leg.1426.

Dpto. del Patrimonio Histórico Artístico del Arzobispado. Carta certificado de dos restauradores de obras acreditados por el departamento. Inventario de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Cantillana. (Mecanografiado) Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.1997.

2ª DIVISIÓN. Informe sobre los edificios religiosos destruidos en Cantillana. Cantillana (Mecanografiado) Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Fechado: 9 de setiembre de 1936.

DUCHET-SUCHAX, Gastón y PASTOUREAU, Michael. La Biblia y los Santos. Madrid. Editorial Alianza. 1996.

GARCÍA TORRES, Felipe y MORALES MORALES, Manuel. Boletín anual de la Hermandad de la Virgen de Aguas Santas. La capilla de Nuestra Señora de Aguas Santas de la Iglesia Parroquial de Cantillana. Villaverde del Río. 2001.

HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Catálogo arqueológico y artístico de la provincia de Sevilla. Sevilla. Editorial La Gaviria.1943.

HERRERA GARCÍA, Francisco; QUILES GARCÍA, Fernando y SAUCEDO PRADAS, Consuelo. Carmona barroca. Carmona. Fundación el Monte/ Ayuntamiento de Carmona. 1997.

HERRERA, Francisco; HALCÓN, Fátima y Álvaro Recto. El retablo barroco sevillano. Sevilla. Universidad de Sevilla y Fundación del Monte. 2000.

Inventario de Cantillana (sin fecha, pero de la segunda mitad del SIGLO XIX).A.G.A.S. Sección IV (Administración general)- Serie inventarios. Leg. 1426. Inventario de las alhajas y efectos pertenecientes a la iglesia del suprimido convento de los franciscanos de la villa de cantillana, entregado por D. Francisco Fernández comisionado por la Real Casa de Amortización en la misma. AGAS. Sección IV (Administración general) - Serie inventarios, leg. 1423B.

JUNTA CONSERVADORA DEL TESORO ARTISTICO; 2ª DIVISIÓN. Informe sobre los edificios religiosos destruidos en Cantillana.1936. (Mecanografiado). Archivo Parroquial Nuestra Señora de la Asunción.

Libro de Entradas de la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción. Nº 27. Viario General. Autorización y Licencia para que el retablo del Altar Mayor de la Iglesia de Santo Domingo de la ciudad de Carmona, sea desmonrado, colocado y trasladado a la Iglesia Parroquial de Cantillana. Cantillana. (Fotocopia). Archivo Parroquial de Ntra. Sra. de la Asubción. 2008.

MOLINA LÓPEZ, Juan Luís. Memoria del proceso de intervención en el retablo del Sagrario de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Cantillana. (Mecanografiado) Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.1999

MORALES, Alfredo y otros. Guía artística de Sevilla y su provincia. Sevilla. Diputación Provincial de Sevilla.1989.

PALOMERO PÁRAMO, Jesús Miguel. El retablo sevillano del renacimiento: Análisis y Evolución (1560-1629). Sevilla. Excma. Diputación de Sevilla. 1983.

PINEDA NOVO, Daniel. Historia del Condado de Cantillana y la Hermandad de la Divina Pastora. Sevilla. Editorial Adalid Seráfico.1970.

PLEGUEZUELO HERNÁNDEZ, Alfonso. Diego López Bueno: ensamblador, escultor y arquitecto. Sevilla. Editorial Gráficas del Sur.1994.

RAMOS FERIA, Jerónimo. Inventario Parroquial de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de la villa de Cantillana. Cantillana. (Mecanografiado) Archivo Parroquial Nuestra Señora de la Asunción.1939.

RÉAU, Louis. Iconografía del Arte Cristiano. Barcelona. Editorial Serbal. 1996.

ROMÁN VILLALÓN, Álvaro y CAPITAS DURÁN, José. Inventario de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Cantillana. (Mecanografiado) Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.1997.

Termiton, S.L. Carta informe para la Parroquia sobre la actuación de dicha empresa para combatir la plaga de termitas. Inventario de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Cantillana. (Mecanografiado) Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.1997.

Vicario general. Carta al párroco para que la Hermandad de la Asunción comience las obras de iluminación del retablo del altar mayor de la Iglesia Parroquial. Inventario de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Cantillana. (Mecanografiado) Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.1997.

VILLA NOGALES, Fernando y MIRA CABALLOS, Esteban. Documentos inéditos para la historia del arte en la provincia de Sevilla. Siglos XVI al XVIII. Sevilla. Editorial Gandolfo. 1993.

Búsqueda “Cantillana”, Fototeca [en línea], Sevilla, Universidad de Sevilla, s.a. [17/2/06]. http://www.fototeca.us.es/imagen 

1ALFONSO, Pleguezuelo Hernández. Diego López Bueno: ensamblador, escultor y arquitecto. Sevilla. Editorial Gráficas del Sur.1994.

2“Durante el reinado de Felipe II. Cantillana dejo de ser señorío del arzobispado de Sevilla, para convertirse en condado. En 1574 el Papa Gregorio XIII concedió a Felipe II potestad para vender hasta cierta cantidad estos señoríos de la Iglesia. El 26 de abril de 1567 Felipe II otorga carta por la que vendía la villa de Cantillana, comprada por el corso Juan Antonio Vicentelo de Leca, que se convirtió en el primer Conde de esta antigua villa. Pertenecía a una de las familias italianas que durante el renacimiento se habían establecido en Sevilla, donde era conocida su fama por su excesiva riqueza y sus admirables empleos. La Familia Vicentelo daría a Sevilla ilustres hijos; el más famoso fue el restaurador de la Hermandad de la Santa Caridad, don Miguel de Mañara Vicentelo de Leca. El primer conde de Cantillana estaba casado con su prima Doña Brígida, hija de un cargador de Indias avecinado en Triana. Los condes levantaron en Cantillana una casa palacio, a orillas del Guadalquivir. Se comunicaba con la iglesia parroquial mediante un pasadizo que daba a una tribuna situada sobre la capilla bautismal, desde donde los condes asistirían a los oficios religiosos. Don Juan Antonio y Doña Brígida mejoraron y arreglaron la parroquia de la villa, fundaron en ella cinco capellanías, teniendo derecho a enterramiento en la capilla mayor, de la que eran patronos. Esta fue decorada con leyendas alusivas y sus escudos nobiliarios, estando presidido el centro de la bóveda por el escudo de armas, del cual está tomado el actual de la villa. Gran prosperidad e importancia alcanzó Cantillana bajo el gobierno de los Condes” Revista cultural. Ayuntamiento de Cantillana. 1998.

3HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Catálogo arqueológico y artístico de la provincia de Sevilla. Sevilla. Editorial La Gaviria.1943.

4HERRERA, Francisco; HALCÓN, Fátima y Álvaro Recto. El retablo barroco sevillano. Sevilla. Universidad de Sevilla y Fundación del Monte. 2000.

5HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Edificios religiosos y objetos de culto saqueados y destruidos por los marxistas en los pueblos de la provincia de Sevilla. Sevilla. 1937.

6“De muy antiguo viene, (...) la devoción a la Virgen de Aguas Santas en Cantillana (...) si tenemos en cuenta los datos que recoge el libro manuscrito de Fray Juan Álvarez de Sepúlveda en el siglo XVII. Nos habla de cantillaneros y cantillaneras que acudían al Convento de la Virgen buscando curación a sus males, de visitas a Cantillana de la imagen aparecida para remediar epidemias o sequías, del amor de los Condes por esta Virgen, de la que se convirtieron en sus patrones en 1612...” GARCÍA TORRES, Felipe y MORALES MORALES, Manuel. Boletín anual de la Hermandad de la Virgen de Aguas Santas. La capilla de Nuestra Señora de Aguas Santas de la Iglesia Parroquial de Cantillana. Villaverde del Río. 2001.

7“7 de Septiembre de 1935 (...) la página 7 de El Correo de Andalucía estuvo ocupada por un artículo del erudito villaverdero Juan Ruiz-Cabal Liñán (...) nos habla del retablo del Sagrario de Cantillana, que tan sólo unos meses después fue destruido. Dice así: Además tiene otro altar, estupendo churriguera del gusto Luís XV, dedicado a Nuestra Señora de Aguas Santas. ” GARCÍA TORRES, Felipe y MORALES MORALES, Manuel. Boletín anual de la Hermandad de la Virgen de Aguas Santas. La capilla de Nuestra Señora de Aguas Santas de la Iglesia Parroquial de Cantillana. Villaverde del Río. 2001.

8HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Edificios religiosos y objetos de culto saqueados y destruidos por los marxistas en los pueblos de la provincia de Sevilla. Sevilla. 1937.

9HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Edificios religiosos y objetos de culto saqueados y destruidos por los marxistas en los pueblos de la provincia de Sevilla. Sevilla. 1937.

10JUNTA CONSERVADORA DEL TESORO ARTISTICO; 2ª DIVISIÓN. Informe sobre los edificios religiosos destruidos en Cantillana.1936. (Mecanografiado). Archivo Parroquial Nuestra Señora de la Asunción.

11“ Otro interesante documento es el testimonio del padre Ramos Feria: No puede omitirse- lo llevarían a mal los Villaverderos- que entre los escombros del desastre sacrílego apareció una imagencita de la VIRGEN DE AGUAS SANTAS, la cual con el tiempo también fue restaurada y enriquecida con un delicado estofado, policromado para colocarla en el nuevo y bello retablo del Sagrario...” GARCÍA TORRES, Felipe y MORALES MORALES, Manuel. Boletín anual de la Hermandad de la Virgen de Aguas Santas. La capilla de Nuestra Señora de Aguas Santas de la Iglesia Parroquial de Cantillana. Villaverde del Río. 2001.

12 HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Edificios religiosos y objetos de culto saqueados y destruidos por los marxistas en los pueblos de la provincia de Sevilla. Sevilla. 1937.

13JUNTA CONSERVADORA DEL TESORO ARTISTICO; 2ª DIVISIÓN. Informe sobre los edificios religiosos destruidos en Cantillana.1936. (Mecanografiado). Archivo Parroquial Nuestra Señora de la Asunción.

14“Los objetos de orfebrería de menor tamaño de la Parroquia, fueron escondidos en las casas de vecinos” Conversación con D. Antonio López Hernández, Licenciado en Historia del arte [29/11/06].

15HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Edificios religiosos y objetos de culto saqueados y destruidos por los marxistas en los pueblos de la provincia de Sevilla. Sevilla. 1937.

16VARIOS. Catálogo. Plan de ordenación urbanística. Cantillana. Diputación de Sevilla. 2000.

17VARIOS. Catálogo. Plan de ordenación urbanística. Cantillana. Diputación de Sevilla. 2000.

18HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Edificios religiosos y objetos de culto saqueados y destruidos por los marxistas en los pueblos de la provincia de Sevilla. Sevilla. 1937.

19VARIOS. Catálogo. Plan de ordenación urbanística. Cantillana. Diputación de Sevilla. 2000.

20HERNÁNDEZ DIAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio y COLLANTES DE TERÁN, Francisco. Catálogo arqueológico y artístico de la provincia de Sevilla. Sevilla. Editorial La Gaviria.1943.

21VARIOS. Catálogo. Plan de ordenación urbanística. Cantillana. Diputación de Sevilla. 2000.

22“Intentaron varias veces saquear la ermita, venían desde Lora, pero los hombres desde las azoteas de las casa disparan a todo aquel que se aproximaba a ella” Conversación con Fernando García Álvarez de Rementería, Párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Cantillana. 23/12/06

23 MORALES MORALES, Manuel. Jornadas de Historia sobre la provincia de Sevilla. El convento de Aguas Santas de Villaverde del Río tras la desamortización de Mendizábal. Sevilla. 2006.

24 Conversación con D. José Díaz Hidalgo, Sacristán de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Cantillana. [1/12/06].

25“Hernández Díaz, fue quién llevó a cabo el trasiego de obras de un lugar a otro. En Cantillana le unía una gran amistad con José Arias Olavarrieta, farmacéutico del pueblo, este puso el dinero para la compra de gran parte de las obras que están en la iglesia; asesorado por Hernández Díaz se dedicaba a buscar las piezas de calidad que mejor se amoldaran a la arquitectura del edificio. Al entrar hoy en la iglesia parece que no ocurrió nada durante la guerra civil.” Conversación con José González Isidoro Doctor en Historia del Arte.27/1/06

26HERRERA, Francisco; HALCÓN, Fátima y Álvaro Recto. El retablo barroco sevillano. Sevilla. Universidad de Sevilla y Fundación del Monte. 2000.

27JOSE, González Isidoro. Notas para la historia del arte en Carmona. La iglesia conventual de Santa Ana en 1810 .Carmona y su Virgen de Gracia. Carmona. Septiembre1997.

28JOSE, González Isidoro. Notas para la historia del arte en Carmona. La iglesia conventual de Santa Ana en 1810 .Carmona y su Virgen de Gracia. Carmona. Septiembre1997.

29“La pureza más llamativa... es... el retablo del prebisterio...donde se aloja... el manifestador, antes con relieve inmaculista de Pedro Duque Cornejo en el torno,..junto al nieto de Roldán autor quizás de...y los santos Joaquín y Ana de los repisones del primer cuerpo, cedidos estos a la parroquia de la Asunción de Cantillana...” JOSE, González Isidoro. “Memoria de los edificios”. Carmona. Ciudad y monumentos. Carmona. 1993. Pág.152.

30Es obra de Jerónimo Hernández. Su promotor fue Martín de Vergara “mayordomo mayor de las fábricas de las iglesia de Sevilla y su Arzobispado”. Su fiador; Juan de Oviedo el Viejo “entallador”. Sus medidas son 18 x 9 palmos (3.76 x 1.88cm.). Los materiales son borne y pino en el ensamble. El contrato quedó firmado el 2 de Septiembre de 1575; y el plazo de entrega “a fin del mes de diciembre deste año”; y la conclusión del retablo, el 29 de Octubre de 1576, en el que el pintor Álvaro de Ovalle, llevaría a cabo su policromía. Según contrato, el precio alcanzó la cifra de 160 ducados. ÁLVARO, Román Villalón, y JOSÉ, Capitas Durán. Inventario de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Cantillana. (Mecanografiado) Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.1997.

31Conversación con José Antonio Gómez Coronilla Párroco de la Iglesia de Santa María en Carmona. 27/1/06

32SANZ AGÜERO, Marcos. Manuel Azaña. Ed. Círculo de Amigos de la Historia, S.A., Editores. Madrid 1975.


Patrimonio